NOTICIAS &

DISCUSIONES

Participa de los debates y el análisis de hechos importantes sobre la violencia infantil.

Violencia escolar en el Perú: Un problema con creciente visibilidad

En nuestro país la violencia escolar presenta altos niveles de incidencia. Amemiya, Oliveros y Barrientos (2009)[1], al indagar en la violencia que ocurre en colegios privados de tres zonas de la sierra del Perú, encontraron que el 47,4% de los alumnos había sufrido violencia escolar, de los cuales el 10,6% había experimentado bullying severo. Oliveros y Barrientos (2007)[2], en un estudio realizado en un colegio particular de Lima, registraron que el 54,7% de los alumnos había sufrido de bullying. En los colegios estatales la situación resulta similar. El estudio de Oliveros et al. (2008)[3] encontró que en estos el 47% de los alumnos de primaria había sufrido de bullying. Más recientemente, el estudio de Benavides, León y Espezúa (2015)[4], el cual utilizó la base de datos de la Encuesta Nacional Piloto sobre Relaciones Sociales (ENARES) para el año 2013 – que incluyó a niños y niñas de 9 a 11 años de escuelas públicas y privadas – corroboró esta alarmante realidad. Así, se concluyó que más de la mitad de los niños encuestados habían sufrido de alguna forma de violencia en la escuela: mientras el 78% había sufrido algún tipo de violencia psicológica, el 53%, había sufrido algún tipo de violencia física.

A pesar de esta situación, en lo que compete a la lucha contra la violencia infantil, durante muchos años los esfuerzos desplegados por el Estado peruano se enfocaron en la violencia que ocurría en el ámbito familiar. Así, las acciones desarrolladas, dirigidas por un lado, a fortalecer la legislación para sancionar la violencia, y por el otro, a mejorar el sistema de protección, estuvieron referidas a la violencia que ocurría en dicho ámbito. Como ejemplo de esto, tenemos la promulgación en 1993 de la Ley de Protección frente a la Violencia Familiar – Ley N° 26260 –, la cual fue reemplazada el año pasado por la Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar – Ley 30364 –, y la implementación de distintos centros para atender los casos de violencia familiar, como los Hogares de refugio temporal (2004), los Centros de Emergencia Mujer (1999) o las Defensorías Municipales del Niño y del Adolescente (2000).

Es recién en el último quinquenio que se comenzaron a desarrollar acciones para prevenir y erradicar la violencia escolar. De esta manera, el 2011 se aprueba la Ley que promueve la convivencia sin violencia en las instituciones educativas – Ley 29719[5] –, la cual se constituye en nuestro país como la primera ley que legisla de manera específica sobre la violencia que ocurre en el ámbito escolar. En esta Ley se establecen los mecanismos para diagnosticar, prevenir, evitar, sancionar y erradicar la violencia, el hostigamiento, la intimidación y cualquier acto considerado como acoso, en cualquiera de sus modalidades, entre los alumnos de las instituciones educativas (artículo 1). Entre otras cosas, esta ley declara que cada institución educativa debe contar con al menos un profesional de Psicología que se encargue de la prevención y el tratamiento de los casos de acoso y violencia entre los alumnos (artículo 3). Se señalan también las obligaciones de las distintas entidades y personas (Ministerio de Educación, docentes, director de la institución educativa, padres y apoderados, y otras entidades del estado como la Defensoría del Pueblo e INDECOPI) en casos de cualquier suceso de violencia entre estudiantes.

Asimismo, se ha desarrollado la Estrategia Nacional contra la Violencia Escolar, “Paz Escolar” (2013-2016), la cual tiene como objetivos: reducir las tasas de violencia en primaria y secundaria a nivel nacional, mejorar los logros de aprendizaje y mejorar la satisfacción con la vida de los y las escolares. Para ello, su trabajo está organizado en ocho componentes: comunicaciones, “Escuela amiga”, formación, inter-sectorialidad e inter-gubernamentalidad, investigación, marco legal, participación y el Sistema especializado en reporte de casos sobre violencia escolar (SíseVe). De este modo, esta estrategia contiene un abordaje integral que además de prevenir la violencia, busca la protección y la atención de las víctimas.

Por otro lado, distintas organizaciones de la sociedad civil también han desarrollado una serie de intervenciones para disminuir la violencia escolar. En este sentido, destacamos el trabajo de Plan Internacional, World Vision Perú, Save the Children, el Centro de Desarrollo y Asesoría Psicosocial (CEDAPP), el Centro de Estudios Sociales y Publicaciones (CESIP), la ONG Taller de Promoción Andina (TADEPA), entre otros; cuyas intervenciones han estado dirigidas principalmente a sensibilizar y capacitar tanto a los estudiantes como a los docentes en torno a esta problemática y sus consecuencias. Sin embargo, la falta de evaluaciones en torno a las intervenciones desarrolladas impide realizar un análisis sobre cuáles han sido sus efectos.

En este sentido, si bien además de implementarse el marco legal, tanto desde el Estado como desde la sociedad civil se han comenzado a desarrollar una serie de medidas para erradicar la violencia escolar, resulta necesario que el impacto de estas sea evaluado. Con ello se podría extraer lecciones sobre que funciona mejor para revertir esta problemática.

Referencias

[1] Amemiya, I., Oliveros, M., y Barrientos, A. (2009). “Factores de riesgo de violencia escolar (bullying) severa en colegios privados de tres zonas de la Sierra del Perú”. Anales de la Facultad de Medicina, 70(4), 255-258.

[2] Oliveros, M., y Barrientos, A. (2007). “Incidencia y factores de riesgo de la intimidación (bullying) en un colegio particular de Lima-Perú, 2007”. Revista Peruana de Pediatría, 60(3), 150-155.

[3] Oliveros, M., Figueroa, L., Mayorga, G., Cano, B., Quispe, Y., y Barrientos, A. (2008). Violencia escolar (bullying) en colegios estatales de primaria en el Perú. Revista Peruana de Pediatría, 61(4), 215-220.

[4] Benavides, M., León, J. y Espezúa, L. (2015). Del hogar a la escuela: La asociación de la violencia familiar con la violencia escolar. Lima: Grade. Manuscrito no publicado.

[5] Ley disponible en: http://www.leyes.congreso.gob.pe/Documentos/Leyes/29719.pdf