NOTICIAS &

DISCUSIONES

Participa de los debates y el análisis de hechos importantes sobre la violencia infantil.

¿Hacia dónde vamos? El debate actual sobre la ley que prohíbe el castigo físico contra los niños, niñas y adolescentes

A pesar de que el Nuevo Código de los Niños y Adolescentes[1] señala en su artículo 4 que el niño y el adolescente tienen derecho a que se respete su integridad moral, psíquica y física, y que no pueden ser sometidos a torturas ni a trato cruel o degradante, en los últimos años se ha puesto sobre la mesa el debate sobre la importancia de desarrollar leyes que prohíban explícitamente todo tipo de castigo físico contra los menores de edad.

En nuestro país, si bien el último quinquenio se presentaron diversos proyectos de ley[2] que buscaron prohibir estas prácticas, recién en junio de este año la Comisión de la Mujer y Familia aprobó la Ley que prohíbe el uso del castigo físico y humillante contra niños, niñas y adolescentes[3][4]. Con esto solo faltaría que la ley sea aprobada por el Pleno del Congreso para que el Presidente la promulgue y entre en vigencia, lo cual parecería ser solo cuestión de tiempo si se tiene en cuenta que, además de haber existido leyes similares presentadas tanto desde el ejecutivo como desde diversos sectores del legislativo, desde la década pasada diversos organismos internacionales[5], e incluso algunas instituciones gubernamentales como la Defensoría del Pueblo[6], han venido promoviendo y recomendando que se legisle sobre el castigo físico contra los niños y adolescentes.

De este modo, el Perú se sumaría a la lista de países latinoamericanos que han aprobado leyes específicas para prohibir la aplicación del castigo corporal en todos los ámbitos. Uruguay[7], Venezuela[8] y Costa Rica[9] fueron pioneros en la región al aprobar estas leyes entre el 2007 y el 2008.  No obstante, lo sucedido en estos países no ha sido en ningún caso un fenómeno aislado. Más bien, la aprobación de estas leyes es resultado de una corriente promovida por organismos internacionales que ha venido impulsando la prohibición de dichas prácticas desde la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989. De esta manera, desde el 2013 cinco países más de la región han aprobado sus propias leyes prohibitivas del castigo físico. Estos son: Honduras en el 2013; Brasil, Argentina y Bolivia en el 2014; y Nicaragua en el 2015. Sin embargo, cabría analizar si la legislación implementada sobre el tema está logrando los objetivos esperados, es decir, está logrando reducir el maltrato infantil, y más específicamente, el castigo físico.

En Uruguay, país que implementó hace ya ocho años la ley que prohíbe el castigo infantil, la situación parece no haber mejorado sino todo lo contrario. El Sistema de Información Para la Infancia (SIPI) registró que del 2011 al 2014 se aumentaron en más de un 100% los registros de situaciones de violencia hacia niños, niñas y adolescentes (SIPIAV 2014: 34)[10]. Asimismo, la información brindada por el SIPI revela que el 2014 la mitad de los casos corresponde a maltrato emocional, un 16% a maltrato físico, un 12% a negligencia, y un 22% a abuso sexual; y que en 9 de cada 10 situaciones, quien agrede es familiar del niño o adolescente (SIPIAV 2014: 40 y 45)[11].

Las observaciones finales que el Comité sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas realizó a Uruguay el 2015[12] apuntan en la misma línea. Este, si bien felicitó la implementación de la ley que prohíbe el castigo físico y humillante, se muestra preocupado de que la violencia contra los niños continúe siendo un grave problema en dicho país y de que las medidas adoptadas para identificar y proteger a las víctimas de la violencia, incluida la doméstica, sigan siendo insuficientes. Asimismo, mostró preocupación de que la legislación no prevea una sanción específica para quienes inflijan castigos corporales. De este modo, el Comité recomendó que el Estado: vele por la aplicación eficaz de las leyes que prohíben los castigos corporales mediante, entre otras medidas, la imposición de sanciones adecuadas a quienes maltratan a los niños; formule una estrategia integral para prevenir y combatir los malos tratos a los niños, que incluya programas de sensibilización y educación en los que participen los niños, las antiguas víctimas, los voluntarios y los miembros de la comunidad; y que cree una base de datos nacional sobre todos los casos de violencia doméstica contra niños.

En el caso de Venezuela, la situación resulta similar. A falta una institución oficial que reúna información estadística que registre la evolución del castigo físico infantil desde la aprobación de dicha ley, los informes del CECODAP[13], basados en la revisión de información hemerográfica, resultan útiles. El informe de CECODAP (2014)[14] registró un incremento de 32% del 2013 al 2014 en los casos de violencia registrados contra los niños, niñas y adolescentes, donde los casos de violencia familiar pasaron de representar un 6% del total a representar un 8.8%. Desagregando aún más la información al respecto, mientras el 2013 se registraron 43 casos de maltrato infantil, el 2014 se registraron 53. Asimismo, el número de homicidios aumentó en un 9%, siendo casi el 5% de ellos (44 casos) homicidios por violencia familiar.

Las observaciones finales del Comité de los Derechos del Niño[15] refuerza lo señalado por CECODAP. Este, a partir de la evaluación a Venezuela que realizó el 2014, manifestó preocupación por la alta incidencia de violencia contra los niños, niñas y adolescentes que existe en todos los entornos en ese país. De esta manera, recomendó que se elabore una estrategia integral para combatir todas las formas de violencia contra dicha población, en coordinación con la sociedad civil, las organizaciones aliadas y las demás partes interesadas, desarrollando programas de prevención, protección, rehabilitación y reintegración que abarquen servicios de salud, apoyo psicosocial y jurídico, líneas telefónicas gratuitas y alojamientos adecuados para las víctimas; asimismo, instó a que se vele por la estricta aplicación de la prohibición legal del castigo corporal en todos los entornos y que se promuevan formas positivas, no violentas y participativas de crianza y disciplina de los niños, niñas y adolescentes. Además, el Comité recomendó al Estado que adopte todas las medidas necesarias para lograr la aplicación efectiva de la legislación en relación con los derechos del niño en todas las esferas, proporcionando los recursos humanos, financieros y técnicos necesarios

En Costa Rica, por su parte, la violencia contra los niños, niñas y adolescentes también se incrementó desde la aprobación de la ley. El número de personas menores de edad que recibió atención en el Servicio de Trabajo Social del Hospital Nacional de Niños por situaciones de abuso en su contra casi se duplicaron del 2008 al 2012, pasando de 913 casos confirmados el 2008, a 1712 el 2012[16]. Del mismo modo, la cantidad de atenciones a personas menores de edad por maltrato físico en las oficinas locales del Patronato nacional de la infancia (PANI) pasaron, del 2008 al 2012, de 2195 a 3337[17]. Este aumento parece mantenerse constante: este año, el Hospital Nacional de Niños[18] reportó un gran aumento en los casos de niños víctimas de violencia infantil.

Por su parte, el Comité de los Derechos del Niño[19], en la evaluación que le realizó a Costa Rica el 2011, mostró preocupación puesto que: un gran porcentaje de la población costarricense todavía consideraba que los castigos corporales pueden ser necesarios; la Defensoría de los Habitantes seguía recibiendo un elevado número de denuncias y consultas de niños y adolescentes sobre malos tratos infligidos por docentes; y porque los autores solo eran considerados penalmente responsables cuando los castigos corporales hayan causado lesiones físicas. En este sentido, el Comité recomendó al Estado: que vele por la plena aplicación de la ley que prohíbe los castigos corporales, y garantice que todos los casos de castigos corporales sean efectivamente investigados y llevados ante la justicia y que sus autores, incluidos los maestros, respondan penalmente por sus actos, independientemente de que los castigos hayan causado o no lesiones físicas al niño; que siga adoptando medidas adecuadas para sensibilizar a la población en general y a los niños en particular, sobre la ilegalidad y las consecuencias negativas de los castigos corporales y otras formas de violencia en la educación de los niños; que sensibilice a los padres, maestros y otras personas que trabajan con o para niños sobre las formas alternativas no violentas de castigo; y que consolide un sistema nacional de reunión, análisis y difusión de datos y un programa de investigación sobre la violencia contra los niños.

El análisis de lo sucedido en países que implantaron hace ya varios años la ley que prohíbe el castigo físico contra los niños y adolescentes muestra que aprobar una ley no es suficiente para acabar con esta práctica, y mucho menos con la violencia infantil. En este sentido, parece que si se quieren obtener los resultados esperados es necesario que la implementación de esta ley esté acompañada por programas de prevención y campañas de sensibilización para los padres, tutores, profesores y todos los posibles perpetradores del castigo físico.

Referencias

[1] Nuevo Código de los Niños y Adolescentes disponible en: http://www.mimp.gob.pe/files/direcciones/dga/nuevo-codigo-ninos-adolescentes.pdf

[2] Proyectos de ley presentados: Proyecto de Ley N° 661/2011-CR: Ley que prohíbe el castigo corporal y trato humillante a niños, niñas y adolescentes; Proyecto de Ley N° 944/2011-PE: Ley que prohíbe la medida correctiva que atente contra la integridad personal de las niñas, niños y adolescentes; Proyecto de Ley N° 962/2011-CR: Ley que prohíbe métodos correctivos que atenten contra la integridad personal y formación de las niñas, niños y adolescentes; Proyecto de Ley N° 1737-2012-CR: Ley sobre prohibición de la violencia física y psicológica y el castigo corporal y humillante contra los niños y adolescentes; Proyecto de Ley N° 3654-2012-CR: Ley que propone modificar el Código de los Niños y Adolescentes incorporando el derecho al buen trato; y el Proyecto de Ley N° 495/2011-CR: Ley que propone un Nuevo Código de los Niños, las Niñas y Adolescentes.

[3] Dictamen disponible en: http://www2.congreso.gob.pe/Sicr/TraDocEstProc/Contdoc03_2011.nsf/0/3616a7425c01aee805257e69006c00b6/$FILE/04518DC16MAY20150619.pdf

[4] ttp://www.savethechildren.org.pe/noticias/la-comision-de-la-mujer-y-familia-aprobo-la-ley-que-prohibe-el-uso-del-castigo-fisico-y-humillante-contra-los-ninos-ninas-y-adolescentes.html

[5] http://elcomercio.pe/lima/ciudad/piden-al-peru-prohibir-leyes-castigo-fisico-ninos_1-noticia-345855

[6] http://www.savethechildren.org.pe/wp-content/uploads/2015/04/Of-143-2015-a-Pdta-Congreso-castigo-a-ni%C3%B1os-y-ni%C3%B1as-1.pdf

[7] Uruguay aprobó el 2007 la Ley N° 18.214 de Integridad Personal de Niños, Niñas y Adolescentes, la cual prohíbe a los padres o responsables, así como a toda persona encargada del cuidado o vigilancia de los niños y adolescentes, utilizar el castigo físico o cualquier tipo de trato humillante como forma de corrección o disciplina. Esta ley además establece que le corresponde a las instituciones correspondientes ejecutar programas de sensibilización y educación a los padres o responsables, y promover formas de disciplina positivas, participativas y no violentas.

[8] Venezuela aprobó el 2007 una reforma a la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, donde señala que los niños tienen derecho al buen trato, lo cual implica una crianza y educación no violenta, por lo cual, el padre, la madre, responsables, tutores,  familiares y educadores deberán emplear métodos no violentos en la crianza, formación, educación y corrección de los niños, niñas y adolescentes. En consecuencia, se prohíbe cualquier tipo de castigo físico o humillante. Asimismo, se señala que el Estado, con la activa participación de la sociedad, debe garantizar políticas, programas y medidas de protección dirigidas a la abolición de toda forma de castigo físico o humillante de los niños, niñas y adolescentes.

[9] Costa Rica aprobó el 2008 la “Ley Derechos de los niños, niñas y adolescentes a la disciplina sin castigo físico ni trato humillante” , donde se establece que las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a recibir orientación, educación, cuidado y disciplina de sus padres o los responsables de la guarda y crianza, así como de los encargados y el personal de los centros educativos, de salud, o de cualquier otra índole, sin que, en modo alguno, se autorice a estos el uso del castigo corporal ni el trato humillante. Asimismo, se establece que las instituciones encargadas deben promover y ejecutar políticas públicas que incluyan programas y proyectos formativos para el ejercicio de una autoridad parental respetuosa de la integridad física y la dignidad de las personas menores de edad, y para fomentar en los niños, niñas y adolescentes, el respeto a sus padres y a las personas encargadas de su crianza.

[10] SIPIAV (2014). Informe de Gestión 2014. Disponible en: http://www.inau.gub.uy/index.php/component/k2/item/1944-sipiav

[11] SIPIAV (2014). Informe de Gestión 2014. Disponible en: http://www.inau.gub.uy/index.php/component/k2/item/1944-sipiav

[12] http://www.comitednu.org/wp-content/uploads/2015/04/OBSERVACIONES-FINALES-ESPA%C3%91OL-CRC.pdf

[13] CECODAP es una organización venezolana que desde 1984 trabaja en la promoción y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia haciendo especial énfasis en la erradicación de la violencia. Si bien en sus inicios, Cecodap fueron las siglas de: Centros Comunitarios de Aprendizaje; posteriormente, debido a la nueva misión, dejó de ser unas siglas para convertirse en nombre, acompañado de la frase: Por los Derechos de la Niñez y Adolescencia. En: http://www.cecodap.org.ve/cecodap.php

[14] CECODAP (2014). Informe somos noticia: Un panorama sobre las diferentes formas de violencia contra niños, niñas y adolescentes. Caracas: Ediciones El Papagayo. Disponible en: http://www.cecodap.org.ve/descargables/derechosNNA/Informe_Somos_Noticia_2014_Violencia_ninez_y_adolescencia_Informe_completo.pdf

[15]http://www.cecodap.org.ve/descargables/derechosNNA/Comite_Derechos_Nino_ONU_Recomendaciones_Vzla.pdf

[16] Fuente: Hospital Nacional de Niños. Disponible en: http://www.hnn.sa.cr/Paginas/Publicaciones/Pub_ListaPublicaciones.aspx?TipoPublicacion=9

[17] Cifras brindadas por el Patronato Nacional de la Infancia. Disponible en: http://www.pani.go.cr/index.php?option=com_content&view=article&id=209&Itemid=92

[18] HNN se manifiesta una vez más contra el maltrato a los Menores de edad. Disponible en: http://www.hnn.sa.cr/Paginas/Publicaciones/Pub_DetalleNoticia.aspx?IdPublicacion=548

[19] http://www.unicef.org/costarica/docs/cr_pub_Recomendaciones_CDN_Cuarto_Informe_Periodico_CR.pdf